La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Fuertes inundaciones por la tormenta
del lunes en viviendas y garajes de
Alarba y Acered


Más imágenes pinchando sobre el enlace al pie de la noticia

JORGE ZORRAQUÍN | El granizo y el agua también hicieron acto de presencia, ya a última hora de la tarde del lunes, en localidades como Acered, en la comarca del Campo de Daroca, y en Alarba, municipio colindante y ya perteneciente a la Comunidad de Calatayud. En el caso de la primera, los vecinos estiman registros por encima de los 60 litros por metro cuadrado "en 20 minutos como mucho". Es el tiempo que calculaba Julio Guerrero, de Bodegas y Embutidos Guerrero Sebastián de Acered, mientras calzado con las botas llenas de barro se afanaba en limpiar parte de las instalaciones familiares.

"El agua vino desde arriba de la carretera, se embalsó en un corral justo al lado y hasta que reventó la pared. De la fuerza nos movió un todoterreno y un turismo y alcanzó hasta casi el medio metro de altura. Luego se fue hacia la zona de la bodega y allí ya ha hecho menos aunque nos quedan varios días de limpieza a fondo", relataba. El coche más pequeño tiene daños en la carrocería y en la luna, también estaban teñidos de marrón un generador y muchas herramientas. "Ya habíamos cogido casi toda la uva, pero todavía no hemos podido salir al campo con lo que tenemos aquí", explicaba.

Sobre las afecciones en las fincas agrícolas, Guerrero indicaba que "las mallas antigranizo que hay camino de Alarba estaban abiertas de la cantidad que se llegó a acumular". Siguiendo hacia la parte baja del pueblo, la pista de pádel se encontraba totalmente inutilizada, con el suelo de césped artificial totalmente removido y lleno de barro. Cerca de allí, el peirón de San Antonio se libró del derrumbe de una puerta y una pared cercanas. "El agua se acumuló allí hasta que no pudo más y la puerta ha acabado al fondo de esta calle", señalaba David Asensio.

En su caso, residente en Pamplona con sus padres en el pueblo, decidió acudir a limpiar junto a su hermana. "Me he cogido el día para venir e intentar despejar un poco esto". En el garaje, justo enfrente del peirón, el agua había dejado una marca de 20 centímetros en el garaje, donde tenían algunas almendras extendidas para secar. "Esto es más que la que vino en agosto y es que ni yo ni los más mayores lo recuerdan", explicaba.

En la vecina Alarba, granizo y agua también causaron estragos, tiñendo de blanco la terraza del bar como si se tratase de una nevada. "Dentro de local entró medio metro de agua, así que ya es para hacerse una idea de cómo estuvo la situación", cuenta el alcalde, Ismael Piqueras. En las primeras valoraciones, añadía, también se han visto daños en viñedos de la zona y en caminos "que se arreglaron hace cosa de un mes". "Además ha entrado agua en algunos garajes donde había almendras recogidas y las ha mojado todas", subrayaba.

Todas esas precipitaciones de Alarba y Acered siguieron su curso natural por las ramblas y barrancos que acaban desembocando en el cauce del río Jiloca, cruzando incluso la carretera autonómica A-2507 que contaba con importantes cantidades de barro hasta Atea. En la ribera del Jiloca, a la altura de Morata, el caudal llegó a pasar de no llegar a los dos metros cúbicos por segundo a las 19.30 hasta los casi 69 metros cúbicos por segundo de las 20.45, que dos horas después ya eran 6,18.

"Toda la crecida del Jiloca vino de la rambla de Valcodo, que baja desde Atea, Acered y Alarba. Ha habido daños en las acequias de riego e inundaciones en las fincas debido a que el cauce está lleno de árboles caídos, que hacen tapones y provocan que el agua vaya a las fincas. Es indignante", se lamentaba el alcalde morateño, Miguel Langa. Entre Munébrega y Castejón de Alarba los bomberos también tuvieron que intervenir, y como recordaba el alcalde de la primera localidad, José Félix Lajusticia, "es peor que hace un mes, porque hay zonas en las que se sigue acumulando mucha tierra".



Heraldo de Aragón (21-9-2022)

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2022