La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Retiran en más de 850 hectáreas la madera quemada del incendio de Ateca


Pinos quemados en el incendio de Ateca ya cortados en el paraje de Valdemorales de Bubierca (Foto: Macipe)

JORGE ZORRAQUÍN | La sombra del incendio que se desencadenó entre Ateca y Bubierca en julio de 2022 sigue presente. En la actualidad, de forma más visible en las siluetas de los árboles quemados que todavía siguen en pie dentro del perímetro que arrasó el fuego. A lo largo de este año, desde mayo que empezaron las primeras labores en la Dehesa de La Loma, en Moros, y hasta 2024, se desarrollan los trabajos de aprovechamiento forestal que supondrán la retirada en más de 850 hectáreas de 51.000 toneladas de madera quemada. La iniciativa supone unos ingresos cercanos a los 323.000 euros, de los que más de 200.000 irán a los ayuntamientos.

Del total de 13 lotes, ocho los sacó a subasta el Gobierno de Aragón y cinco los ayuntamientos de los municipios afectados. Los cinco pertenecientes a los municipios están ya adjudicados, uno en Cetina ya se ha hecho, algunos están todavía en ejecución y otros pendientes de empezar. De los otros ocho, cuatro de propiedad autonómica y cuatro de consorcios entre ayuntamientos, particulares y la DGA, las labores de extracción han empezado en la mayoría y han quedado dos lotes desiertos, por dificultades en los accesos y donde se trabajará en labores de restauración.

Parte de los beneficios que se obtienen se destina a un fondo del que pueden disponer los consistorios para mejoras del monte, como vías y otras obras, con supervisión de los técnicos autonómicos. "Los trabajos de corte y desembosque están en ejecución y se espera que avancen este invierno", explicó Javier Clavero, ingeniero de montes y técnico del servicio provincial de Gestión Forestal de la DGA.

De ese material extraído, la gran mayoría se dedicará a biomasa y otra parte para tableros. En zonas como el paraje de Valdemorales, en Bubierca, el apilado hecho por las procesadoras en las laderas es visible, en parte, desde la autovía A2 y se extiende en dirección a Ateca.

Facilitar la regeneración natural

Con estas labores, argumentó Clavero, se elimina "combustible grueso" del monte, que "disminuye el riesgo de incendio" a la vez que "se facilita la regeneración natural" de la vegetación del entorno afectado.

Desde el Departamento de Medio Ambiente, subrayaron que los aprovechamientos se acometen "como parte de una planificación de trabajos para lograr y favorecer la regeneración de la vegetación arbórea, así como para favorecer y acelerar la dinámica natural postincendio".

Las primeras actuaciones de hace más de un año se han centrado principalmente en frenar la erosión. Para ello se han acondicionado tanto fajinas, en las laderas de los montes afectados, así como albarradas, en las cabeceras de los barrancos, que son barreras construidas con parte de la madera retirada en un primer momento. "El objetivo es proteger los suelos con mayor potencial de erosión. Con estas infraestructuras se minimiza el arrastre de restos, y se evita la erosión laminando en avenidas y lluvias intensas", indicó Clavero. También se realizaron recepes de encinas, que favorecen el rebrote.

En algunas de las zonas afectadas, como en las Dehesas de la Ascensión, en Ateca, cerca de esas fajinas contra la erosión ya se van consolidando algunos ejemplares de pino, que han brotado de forma natural y que a penas levantan cuatro dedos del suelo. Eso los que no han sido mordidos por la fauna o los que se han salvado de la dura sequía.

Quedan pendientes de materializar otros proyectos, entre ellos habilitar nuevos puntos de carga de agua para autobombas y helicópteros, infraestructuras de apoyo a la ganadería en extensivo, repaso, mejora y apertura de nuevas pistas forestales, así como un proyecto de repoblación en el término municipal de Ateca que abarcará más de 200 hectáreas.

Heraldo de Aragón (30-10-2023)

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2023