La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Se cumplen 15 años del cambio que
llegó a Calatayud en tren


Un tren de alta velocidad, saliendo de la estación de Calatayud
en dirección a Puerta de Atocha, en Madrid (Foto: Macipe)

JORGE ZORRAQUÌN. Zaragoza | Quizá la renovación integral de la estación de ferrocarril Calatayud-Jalón, con su nueva fachada de ladrillo superpuesta a la blanca original, sea la mejor ilustración del cambio que vivió la capital bilbilitana con la llegada del AVE y la línea férrea de Alta Velocidad. En este edificio, la única estación que se conserva de las tres que llegó a tener la ciudad, se pasó de estar a una hora de Zaragoza y a tres de Madrid a 30 minutos y a poco más de 60, respectivamente.

La primera vez que un convoy se detuvo en los andenes bilbilitanos fue el 24 de febrero de 2003, y posteriormente llegó el viaje inaugural, el 10 de octubre, en el que se apearon los hoy Reyes eméritos Juan Carlos I y Sofía. Desde entonces, se estima, según cálculos del Ayuntamiento, que hasta 158.000 usuarios anuales se suben a este medio de transporte en Calatayud.

En esa época estaba al frente del Consistorio Fernando Martín. "Fue el verdadero impulsor, con la colaboración de otras Administraciones, de que se cambiase el trazado y podamos tener el AVE a cinco minutos del centro de la ciudad", afirma el alcalde actual, José Manuel Aranda.

"Es un factor que juega a favor de la ciudad, pero creo que el potencial que tiene está todavía por explotar", remarca Aranda. A su vez, valora que este medio de transporte "favorece la conciliación". También apunta al flujo que se da con la capital aragonesa, sobre el que indica que "unos horarios más ajustados pueden ayudar a que se tome como una alternativa que podría abaratar el esfuerzo de las familias cuando los jóvenes tienen que ir a Zaragoza a estudiar". En este sentido, espera que se amplíe el número de frecuencias o se ajusten con una parada en la ciudad a última hora del día.

Además, incide en las posibilidades que ofrece al sector industrial de la ciudad tener conexiones con otras capitales de provincia, como Sevilla o Valencia, y el reclamo que esto supone para otras ciudades: "Solo hay que ver la demanda social en Soria para tener una conexión por autobús con Calatayud que les dé acceso al AVE".

Para Víctor Ruiz (PSOE), alcalde entre 2007 y 2011, "es importantísimo que una ciudad del tamaño de Calatayud tenga AVE". "Hay que tener en cuenta lo que representa para la ciudad en el ámbito del turismo estar en ese eje de la red de ciudades que tienen AVE en España", apunta.

En estos 15 años, Ruiz asegura que ha habido un proceso de aclimatación entre el servicio y su demanda. "Primero costó que la ciudadanía se acostumbrase a utilizarlo como alternativa a otros medios, y por eso se luchó por el tema de las lanzaderas", recuerda.

La presidenta de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Calatayud y comarca, Maribel Melero, por su parte, explica: "Nuestra valoración es positiva, porque tener unas buenas comunicaciones siempre es algo que beneficia a la ciudad". Así, subraya que "da una mayor cercanía, y solo hay que ver las facilidades que da para los estudiantes de la Uned".

Entre el sector industrial, el AVE es un recurso a tener en cuenta. Así lo explica el gerente de la planta bilbilitana del Grupo Sigit, Luis Sanfiz: "No es un motivo determinante, pero sí que se tiene en cuenta y es algo que se valora". Desde su punto de vista, es una alternativa que "a nivel empresarial nos permite tanto mayor agilidad para ir, por ejemplo a Barajas, como para que lleguen aquí clientes o proveedores".

Mientras en el horizonte se dibuja la liberalización del sector ferroviario y la entrada de nuevos operadores, el proyecto de la alta velocidad de bajo coste (EVA) ha quedado, al menos por el momento, estancado. Aranda reconoce: "En estos momentos no sabemos en qué situación está". "Con la alta demanda que hay en la ciudad es seguro que se tendrá en cuenta", afirma.

Heraldo de Aragón (8-10-2018)

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2018