La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Ariza: impronta femenina en la raya con Castilla


Más imágenes de Ariza pinchando sobre el enlace al pie de la noticia

JORGE ZORRAQUÍN/JESÚS MACIPE. Ariza | En Ariza, según las cifras del padrón municipal, hay más hombres que mujeres. Sin embargo, el sello femenino en esta localidad que linda con Castilla se deja notar, ya que las mujeres están al frente de la gran mayoría de instituciones en el municipio. La dirección corre a cargo de una mujer en el colegio, el juzgado, la residencia, el centro de salud y el puesto de la Guardia Civil. "Exceptuando el alcalde y el cura, el resto son mujeres", apunta con una sonrisa Charo Corcoles, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento.

De hecho, en el Consistorio las concejalías recaen a partes iguales entre hombres y mujeres, y solo decanta la balanza el primer edil. Con 12 años de experiencia a sus espaldas en varias áreas de la administración municipal, Corcoles se encarga de las funciones del alcalde en su ausencia, apoya al resto de ediles y coordina a los trabajadores. "La política la he vivido desde pequeña, porque mi padre estuvo en los inicios del PSOE y UGT en Calatayud", recuerda.

"Mi madre tenía cáncer, mi padre era enfermo renal en diálisis y yo estaba embarazada de mi segunda hija. Fue mi madre quien me animó a dar el paso", detalla. Charo valora con naturalidad la presencia de la mujer en cargos de responsabilidad. "Aquí trabajamos hombres y mujeres por igual y no hay diferencia en tratar con unas u otras personas. Cualquiera que esté en un puesto determinado debe ostentarlo por capacidad, por preparación para hacer el trabajo".

Residencia y centro de salud

En la Residencia de Ariza, con 44 mayores en sus instalaciones, el protagonismo también recae en las mujeres; de 20 personas en plantilla, solo hay un varón. "En muchos casos supone llevar un segundo sueldo a casa", explica Ana Rodríguez, directora del centro. Más allá de lo económico también analiza otra característica. "Trae libertad. Uno de los últimos contratos fue para una señora de más de 50 años, y creo que le hemos dado alegría: se ve capaz, útil", afirma rotunda la responsable.

"En ese caso, parece que hay que sobreponerse a dos hándicaps: ser mujer y la edad", afirma Rodríguez. A su vez, dentro de una jornada laboral "intensa" y sus múltiples funciones, reconoce que cuenta con un cometido fundamental. "Para dar un servicio de calidad la fórmula es trabajo, trabajo y trabajo, pero lo más importante es que las empleadas valoren lo que hacen, que vean que es importante".

Natural de Ariza, Rodríguez valora el hecho de que el puesto que ocupa le permite estar cerca de sus padres, además de tener un vínculo estrecho con todos los residentes; reconoce que para desempeñar sus funciones hay que tener una "sensibilidad especial". En cuanto al servicio para los mayores asume que "hay que agradecerles todo lo que han hecho, en especial a las mujeres, por poder estudiar, abrirnos una cuenta, llevar pantalones o ser independientes".

Ascensión Hernández se encarga de coordinar el centro de salud desde hace casi 2 años, y también destaca que la plantilla se compone mayoritariamente de mujeres. Desde allí, además de los pacientes de Ariza, también se atiende a 6 pueblos más. De esa realidad, esta médico de Atención Primaria se queda con "la proximidad, el conocimiento cercano y casi anticipado". "Antes de este periodo -señala- ya trabajé aquí, hace 10 años, y cuando volví todo el mundo me recordaba con cariño. Eso ha sido muy gratificante".

En lo tocante a su terreno, la demanda que realiza Ascensión es que los centros rurales cuenten "con más medios". "Es lo que necesitamos nosotros, y también para la población, sobre todo en cuanto a transporte; en localidades pequeñas no siempre hay medios para desplazarse", remarca. Asimismo, recalca que aunque los días de consulta en muchos lugares se han reducido, "la asistencia está garantizada, siempre hay alguien ahí".

Una leonesa en la Benemérita

Al frente del puesto de la Guardia Civil en Ariza, con un destacamento mayoritariamente femenino, se encuentra Macrina Villace, una leonesa que llegó a la zona hace ya ocho años. "Vine desde Arganda del Rey y el cambio fue drástico: allí había más peleas y delincuencia, y aquí trabajas más con tema de lindes, animales… esas cosas", explica. Este tiempo le ha servido para valorar lo mejor del entorno rural: "Lo más positivo es la cercanía con la gente, porque, por decirlo así, quizá puedes ayudar más que en un puesto grande".

"Incluso tomando un café o en el día libre, la gente se acerca a consultarte cosas". En su caso, considera que dentro del Instituto Armado "se nos reconoce igual que a los hombres, el trabajo y el esfuerzo es el mismo, pero me gusta que haya mujeres en cargos de responsabilidad".

Javier Esteban y su familia, ejemplo de lucha incansable contra el síndrome de Pearson

Javier Esteban sale al patio de su colegio enfundado en su bata y con las gafas ajustadas. A sus cuatro años, la imagen que proyecta es la de un niño más de los que corretean por el recreo de Ariza a la hora del almuerzo. "Javi padece síndrome de Pearson, una enfermedad rara para la que no hay ni tratamiento ni cura", revela su madre, Pilar Latre. Desde que en 2014 supieron de este mal, han destinado 80.000 euros para la investigación. "Hemos hecho mercadillos, seguimos con la recogida de tapones… todo lo que podemos", enumera Latre.

La última iniciativa ha sido publicar el cuento 'Javier y el dragón de Pearson', cuyas ventas se destinarán al proyecto investigador del doctor Julio Montoya. En el día a día, Javier es un niño más. "Corre y salta. Lo ves tan activo, tan contento, que le gusta todo... y se te olvida muchas veces la enfermedad que tiene", puntualiza su madre. A pesar de esa reflexión y de la rotundidad del caso, la lucha de Javier y sus padres continúa. "Buscamos más iniciativas, nuevas ideas para conseguir fondos y se pueda seguir investigando".

Cuatro generaciones de panaderos y una oferta reconocida en toda la zona

El reloj no perdona. Son las 4 de la madrugada y la actividad comienza en la trastienda de la panadería Hermanos Martínez Moreno, situada en la calle del Pilar. Allí se recoge la tradición de cuatro generaciones. "Todo lo empezó mi bisabuelo en 1907", indica Sebastián Martínez, que junto a su primo dirigen el negocio familiar; hoy en día, además de atender a la clientela de Ariza, el servicio de este negocio llega a otros 20 pueblos, algunos de las provincias de Soria y Guadalajara.

Del obrador, que comanda Sebastián, salen barras de pan y también una amplia carta de productos: magdalenas, mantecados, bizcochos, cocos… Todos conservando las fórmulas que les legaron sus antecesores. "Lo que más piden son las tortas, las magdalenas, los bizcochos y las rosquillas", enumera.

"Se trata de un trabajo duro, porque es muy sacrificado. Cuando más fiesta es para todos, más trabajo tienes tú", asume Sebastián. Su balance después de más de un cuarto de siglo al pie del cañón no puede ser más sencillo y directo. "La satisfacción es que la gente pruebe el producto y vuelva, que reconozcan el trabajo bien hecho". Y es que todo esfuerzo tiene su recompensa.

LOS IMPRESCINDIBLES

Iglesia de Santa María
En su portada está inscrita la fecha de construcción del templo (1555) y una de sus restauraciones (1898). Enclavada a los pies de los restos del castillo, su fachada principal llama poderosamente la atención.

Palacio de los Palafox
Conocido también como palacio del Marqués de Ariza, alberga diversas actividades vecinales. Muy cerca están los restos de la iglesia del convento de San Francisco, bastión en la lucha entre liberales y carlistas.

Un puente con historia
Fuera del casco urbano, en la carretera hacia Cabolafuente, se encuentra el puente de origen romano de Ariza, que cruza el Jalón. Está incluido en la ruta del Camino del Cid, cuenta con 65 metros de longitud y fue restaurado en 2009.


Heraldo de Aragón (17-5-2018)

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2018