La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Presentación de libro 'El Santo Sepulcro
de Calatayud'


Acto de presentación del libro

FRANCISCO TOBAJAS GALLEGO | El 2 de marzo de 2017 tuvo lugar en el Salón Multiusos del Excmo. Ayuntamiento de Calatayud, la presentación del libro El Santo Sepulcro de Calatayud, de Javier Ibáñez Fernández, Fernando Alegre Arbués, Vanessa Nebra Camacho y Jorge Martín Marco, que ha sido editado por el Centro de Estudios Bilbilitanos.

José Ángel Urzay, Presidente del Centro de Estudios Bilbilitanos, afirmó que este libro era una continuación de los editados por el Centro en el año 2012, dedicados a la colegiata de Santa María. Para completar el tema de las parroquias bilbilitanas, faltarían otros tantos estudios dedicados a las iglesias de San Andrés, San Juan el Real y San Pedro de los Francos. José Ángel Urazay señaló que este libro dedicado al Santo Sepulcro de Calatayud era un libro "muy serio y riguroso". Se trataba de un trabajo realizado por un equipo interdisciplinar, bien documentado y estructurado, que resultaba imprescindible para Calatayud y para el Santo Sepulcro.

Como portavoz de los autores, Javier Ibáñez señaló que el libro en cuestión se trataba de un trabajo colegiado, cuya génesis había sido el Plan Director impulsado por el Ayuntamiento de Calatayud para la restauración del claustro de la colegiata, cuya cabeza visible había sido el arquitecto Fernando Alegre Arbués que, tras presentarlo en julio de 2005, asumió su ejecución en dos fases sucesivas.

Javier Ibáñez afirmó que en la fábrica de la colegiata del Santo Sepulcro se podía seguir la pista de su historia constructiva de nueve siglos, que daba comienzo en 1146, con la entrega a la Orden de un solar en Calatayud por Ramón Berenguer IV, en compensación a su renuncia a la herencia del rey Alfonso I. Ya en 1156 el prior Giraldo y sus compañeros se comprometían a vivir bajo la obediencia del Patriarca de Jerusalén y a entregar al Santo Sepulcro la cuarta parte de los bienes que pudieran reportarles en Calatayud, Daroca, la ribera del río Aranda, Jarque , Pedrola y Zaragoza.

Las obras de restauración han sacado a la luz restos que pueden corresponder al siglo XII. Estos vestigios estarían relacionados con la primera sala capitular del complejo, frontero a la capilla de la Virgen del Carmen, y con el refectorio, lo que permitiría intuir que el perímetro del claustro quedaría definido ya en esta primera fase constructiva, manteniéndose a lo largo del tiempo sin grandes cambios.

Un nuevo templo sería consagrado el día de San Martín de 1249. Su construcción debió coincidir con una estancia identificada con la segunda sala capitular del complejo y con otra pieza identificada con las caballerizas de la casa, aunque debió cumplir las funciones de cilla.

Una tercera fase medieval tendría lugar tras la 'Guerra de los dos Pedros', cuando se acometería la reconstrucción de la muralla y se intervendría en el entorno del claustro, que resulta semejante al del monasterio de canonesas del Santo Sepulcro de Zaragoza, llevado a cabo por esas mismas fechas por el maestro Mahoma Calahorra, quizá también responsable del claustro bilbilitano.

Se sabe que el templo estaba presidido por un retablo de pintura, que se tomaría de modelo en la contratación del retablo mayor de la iglesia de las Santas Justa y Rufina de Maluenda, con los pintores Juan Ríus y Domingo Ram en 1475. Por una bula de Inocencio VIII de 1489, se determinaba la integración de las órdenes del Santo Sepulcro y San Lázaro de Jerusalén en la de San Juan del Hospital. Pero en 1513 Fernando el Católico conseguirá de León X que esta unión no fuera efectiva. En la segunda mitad del siglo XVI se construyó la llamada casa o residencia de canónigos sobre la cilla.

El templo clasicista se debe a Gaspar de Villaverde, que lo concluyó en 1613, tomando como modelo el 'Gesú' de la Compañía de Jesús de Roma. De este proyecto se respetaron las proporciones en planta del edificio, pero se modificó su sección, reduciendo la altura de las naves laterales. Parece ser que también se levantó de nueva planta el coro de canónigos. Otro de los cambios introducidos con respecto al proyecto reflejado en la documentación, consistió en dotar a la cúpula de tambor. Por aquellas fechas se estaba construyendo la cúpula de la colegial de Santa María y la de la iglesia del convento de dominicas, construido a instancias de José de Palafox, obispo de Jaca y hermano de Juan de Palafox, prior del Santo Sepulcro, este último edificio desaparecido, relacionado también con Gaspar de Villaverde.

La fachada de la iglesia del Santo Sepulcro se inspiraba en los modelos serlianos, siendo muy semejante a la fachada de Santa María dell'Orto de Roma (1564-1576). La fachada de la iglesia bilbilitana tiene dos torres, una a cada extremo.

Tras la finalización del templo, Juan de Palafox sufragaría seis retablos escultóricos, con temas relacionados con el ciclo de la Pasión de Cristo. En 1640 el subprior Antonio Fernández Soto contrataría la realización de la nueva sillería coral. Años más tarde Francisco Yago de Soria contrataría dos nuevos retablos, completando el ciclo de la Pasión. De 1618 data una capitulación para la reforma de la capilla de Santa Ana.

En el siglo XVIII se levantó un baldaquino, iniciado en torno a 1768, conforme a un proyecto del que se conservan dos interesantes diseños sin firmar. Las esculturas se atribuyen al escultor barbastrense Félix Malo, aunque la estructura también se ha relacionado con el arquitecto José Martín de la Aldehuela.

En la primera mitad del siglo XIX, el templo debía presentar un estado preocupante. Así lo hacía constar en una carta el prior Manuel Rodrigo y Vallabriga al presidente de la Comisión de culto y clero de la Diócesis de Tarazona, fechada en 1846, en la que se solicitaba una consignación económica con la que poder afrontar la reforma del pavimento de la iglesia y el reparo del reloj de la torre meridional. Con la firma del concordato con la Santa Sede en 1851, se suprimirá el Cabildo regular del Santo Sepulcro y se enviará a Rodrigo y Vallabriga a la catedral de Málaga. En 1857 la iglesia será reducida a parroquia mayor, dependiendo del obispo de Tarazona. Un proyecto de 1862, debido a Pedro Esteban y Romero, reflejaba los problemas de la cubierta del edificio. Estas obras estaban aún en curso cuando en 1864 el obispo entregó el templo a la Compañía de Jesús, que lo abandonaría en 1868. En 1867 realizaría un nuevo informe Federico Barela. En 1868 y 1881 se llevarían a cabo obras en los tejados del edificio.

A través de una bula de 1901, el Papa León XIII elevaría la iglesia parroquial a la dignidad de colegiata honoraria. En 1909 el arquitecto José de Yarza presentaba un proyecto, con criterios muy próximos a lo que podría considerarse como una restauración monumental. A lo largo del siglo XX se realizarían otros proyectos, como el de Rafael Mélida en 1969, el de Fernando Lázaro en 1986, o el redactado en 1990. Para la cuarta fase de restauración firmó en 2004 otro proyecto Ángel Luis Muñoz, que ponía en evidencia el abandono del claustro, cuya restauración impulsó el Ayuntamiento de Calatayud con la redacción de un Plan Director, elaborado por el arquitecto Fernando Alegre.

Este libro dedicado al Santo Sepulcro de Calatayud, fruto del trabajo compartido por profesionales de diferentes y complementarias disciplinas, es el resultado de la restauración de una obra de arquitectura, que lleva pareja la oportunidad de profundizar en su conocimiento y en su evolución histórica.

El libro recoge también una detallada reseña de las fuentes consultadas, una elegida bibliografía y un amplio e interesante apéndice documental.

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2017