La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Presentación de un nuevo libro: Juan Blas y Ubide, alcalde y escritor bilbilitano (1852-1923)


La presentación tuvo lugar en la Biblioteca Municipal

FRANCISCO TOBAJAS GALLEGO | El pasado 10 de marzo de 2015 se presentó en la Biblioteca Pública de Calatayud un nuevo libro dedicado a Juan Blas y Ubide. Este libro ha sido editado por el Ayuntamiento de Calatayud, con motivo de la donación hecha por Luis Carlos de Blas y Pérez, del folleto editado en 1908 con el discurso leído por Juan Blas y Ubide en el acto de inauguración de la 'Galería de retratos de bilbilitanos ilustres', que se edita en este nuevo libro de forma facsimilar. Acompaña a este raro folleto unos apuntes biográficos que firman Presentación Quilez Algás, responsable del Archivo Municipal de Calatayud, y Francisco Zaragoza Ayarza, archivero de la Diputación Provincial de Zaragoza.

En el prólogo de este libro, José Manuel Aranda, alcalde de Calatayud, valoraba la edición de este folleto "interesante y muy difícil de conseguir", como "una propuesta más", dentro de los proyectos impulsados por el Archivo Municipal de Calatayud. Por su parte Pilar Trell, concejala de Cultura y Archivo Municipal, señalaba que los Archivos municipales eran "los grandes desconocidos de los municipios y de los vecinos", dando las gracias a los autores por el trabajo llevado a cabo en esta publicación.

Francisco Zaragoza explicó la necesidad de que a la edición de este discurso, le acompañaran unas breves noticias biográficas de su autor. Juan Blas y Ubide nació en Calatayud el 12 de junio de 1852, en el seno de una familia de labradores originaria de Aguarón y Encinacorba. En 1887 contrajo matrimonio con María del Carmen Domínguez Melendo, en la parroquia bilbilitana de San Juan el Real. La familia tuvo su domicilio en la plaza Correo, según aparece en el padrón municipal de 1910, pasando más tarde a la plaza de Marquina, donde Juan Blas fallece en 1923, a los 71 años de edad.

Blas y Ubide estudió en el Colegio de Segunda Enseñanza de Calatayud, clasificado como de segunda clase, donde se impartían los estudios completos, destacando en geometría. En la Universidad Central de Madrid se matriculó en Filosofía y Letras (1872-1887) y en Derecho (1878-1879), obteniendo la licenciatura de Derecho Civil y Canónico.

Luis Horno Liria, en su trabajo editado en Zaragoza en 1953, Blas Ubide, a distancia, señalaba que el joven Blas y Ubide, de ideales carlistas, pasó a Bayona con motivo del advenimiento de la I República Española, regresando a Madrid en 1875, tras la Restauración borbónica. Francisco Zaragoza no ha conseguido ratificar esta información, pero piensa que Blas y Ubide evolucionó en sus ideas, siempre conservadoras, y asimiló el régimen de la Restauración, donde se alternaban los partidos liberal y conservador. En 1879 Blas y Ubide se presentó como candidato independiente a las elecciones de diputado a Cortes por el distrito de Calatayud, compitiendo con José Pérez Garchitorena y Ramón Pinilla.

En 1891, la encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII, así como la celebración de numerosos congresos católicos, potenciaría la acción social de sectores cercanos a la iglesia católica, como signo de unidad frente a actitudes anticlericales. Así aparecieron los círculos de obreros, con finalidad religiosa y económica, formativa y también recreativa. Al mismo tiempo y en algunos casos dentro de estos círculos, fueron tomando cuerpo las cajas de ahorro, sociedades de socorros mutuos, asociaciones agrarias, escuelas nocturnas y sindicatos agrarios, que buscaban una armonía entre obreros y patronos. El 3 de enero de 1886 se aprobó el reglamento del Círculo de Obreros de Calatayud, comenzando a funcionar el 25 de marzo de 1886, siendo su primer presidente Juan Blas y Ubide. En 1911 los obreros de la Azucarera se constituyeron en asociación. En 1913 funcionaba el sindicato de ferroviarios y en 1919 la CNT tenía en Calatayud mil afiliados.

En 1880 la escuela conocida como de La Correa, pasó a ser de titularidad municipal, siendo adaptado el edifico para colegio. Entonces Juan Blas expuso un proyecto de organización del colegio de segunda enseñanza, comprometiéndose a sostenerlo, pudiendo disponer de él seis años. En él impartiría gratuitamente la enseñanza a los pobres de la ciudad. El Ayuntamiento se comprometía a aportar 2.500 pesetas anuales. El Ayuntamiento dio posesión de las cátedras del colegio de La Correa a su director Juan Blas en 1882. Pero varios padres de alumnos pidieron la anulación del acuerdo, en base a la ilegalidad que argumentaron tres prestigiosos jurisconsultos. Entonces estaban en pugna el sistema tradicional y religioso, con otro más progresista y laico, defendido por Francisco Giner de los Ríos, con su Institución Libre de Enseñanza. En 1883 el Ayuntamiento aceptó la propuesta más progresista. Juan Blas participó en 1910, junto a Ramón Ortega y José María Bascones, en un mitin en defensa de las escuelas religiosas.

La obra literaria de Juan Blas puede considerarse como de "tendencias regeneracionistas un tanto difusas, con planteamientos regionalistas", según señala el profesor Calvo Carilla. En 1877 editó una interesante y poco conocida Guía de Calatayud. En 1904 se editó su primera novela titulada Sarica la borda, que había aparecido en la Revista de Aragón. En este mismo año fue impresa su novela El licenciado de Escobar. En 1908 Blas y Ubide publicó en la Biblioteca Argensola su libro de cuentos Las Caracolas. También fue autor de un manuscrito titulado Modismos dialectales de Calatayud, que utilizó Julio Cejador en un artículo publicado en La España Moderna en 1905 y que el mismo Cejador depositó en la Universidad Central de Madrid. Blas y Ubide, encuadrado en la corriente regionalista, conocerá el realismo, el naturalismo, la Generación del 98 y la Generación del 14. Francisco Zaragoza consideró que la aportación de Blas y Ubide en este aspecto fue modesta. También consideró que era muy gratificante ir a las fuentes y respaldar lo que ya se sabía de Blas y Ubide. En el Archivo de Calatayud se guardan algunos de sus expedientes académicos. En la Biblioteca de Pedro Montón se localiza una orla con Juan Blas y sus alumnos del curso 1883-1884. Allí aparece Sixto Celorrio. Y en la prensa de la época también se pueden encontrar algunas referencias a Blas y Ubide, como candidato electoral, como escritor y como hombre público. Juan Blas y Ubide tenía calle en Calatayud, como bien señaló López Landa en una conferencia que pronunció en el Ateneo de Zaragoza, el 17 de marzo de 1945, titulada Juan Blas y Ubide literato bilbilitano, editada en Gráficas Navarro.

El año 1908 fue un año importante para Juan Blas y Ubide. En enero de este año, Manuel de L'Hotellerie informó al Ayuntamiento de Calatayud de su propósito de editar una serie de tarjetas postales de su antepasado, el barón de Warsage, héroe de la Guerra de la Independencia y nacido en Calatayud. Invitaba a la Corporación Municipal a adquirir un número determinado de postales, ofreciéndole una ampliación del retrato del barón, para colocarlo en la sala capitular, ofrecimiento que también hizo al Ayuntamiento de Zaragoza. En la sesión celebrada el 29 de enero de 1908, Blas y Ubide se mostró favorable, proponiendo la adquisición de 500 tarjetas.

Con motivo de la entrega el 1 de abril del retrato del barón de Warsage al Ayuntamiento, se colocó una lápida conmemorativa en la casa donde había nacido, actualmente sede del Casino Bilbilitano de la Rúa. Entonces el Ayuntamiento pensó colocar en el salón de sesiones una galería de bilbilitanos ilustres, entre los que se incluyeron a Baltasar Gracián, Vicente de La Fuente, San Iñigo Abad, Antonio Serón, Ruzola y otros más. Blas y Ubide gestionó en Madrid las copias de los retratos, que debía llevar a cabo un artista descendiente de Calatayud, solicitando también la inclusión del barón de Hervés, conde de Samitier.

Para los días 10,11 y 12 de septiembre de 1908, el Ayuntamiento programó una serie de actos, entre ellos la inauguración de la galería de retratos, el descubrimiento de la lápida conmemorativa dedicada al barón de Warsage, una fiesta literaria, la concesión de premios y las honras fúnebres por los bilbilitanos muertos en la Guerra de la Independencia. El discurso de inauguración estuvo a cargo de Juan Blas y Ubide, que había sido nombrado alcalde de Calatayud el 18 de julio, principal promotor de esta iniciativa. En la sesión del Ayuntamiento, celebrada el día 12 de septiembre, se felicitó al alcalde por su discurso y el concejal Cipriano Aguilar solicitó la edición del mismo por cuenta de la Corporación Municipal. El Regional reseñó este acto, que recogió la revista Cultura española.

Conmemorando el centenario del nacimiento de Juan Blas y Ubide en 1952, se editó un folleto como homenaje. En él Fausto Navarro Azpeitia escribía: "Creo recordar que aquel discurso fue impreso, y me parece, si algún ejemplar de él apareciese, que debería darse lugar destacado a su reimpresión entre los recuerdos de este homenaje a la memoria de su autor".

Tras el fallecimiento de Juan Blas y Ubide en 1923, el alcalde de Calatayud, Antonio Bardají, propuso que constase en acta el sentir de la Corporación por su pérdida y el deseo que su retrato formase parte de la galería de bilbilitanos ilustres, de la que fue impulsor. En enero de 1924 se colocó el retrato de Juan Blas, obra de José Llanas Senespleda, pronunciando sendos discursos Antonio Bardají y Salvador Minguijón.

Francisco Zaragoza señaló que esta iniciativa de la Galería de retratos de bilbilitanos ilustres se cortó sin motivos, invitando a la actual Corporación a mantenerla viva.

En su discurso, Juan Blas manifestó que la iniciativa de esta galería de retratos, era una forma de pagar la deuda que Calatayud tenía contraída con sus hijos más destacados, coincidiendo en aquel año de 1908 con el centenario de los Sitios de Zaragoza, en el que tuvo un papel importante el barón de Warsage. La dificultad para encontrar retratos, se superaría con una relación de nombres, que serían inscritos en lápidas de mármol. También señaló que Calatayud le debía al poeta Marcial una estatua o un busto, en el centro de una de las plazas de la ciudad, pues las "ciudades que aspiran al título de cultas, no pueden romper sus lazos con el pasado". Blas y Ubide relató las semblanzas de algunos de los retratados, de ideas muy diferentes, sintiéndose heredero de estos varones ilustres. "La civilización no es más que el acumulo de la herencia intelectual, como la riqueza es la condensación del trabajo de las generaciones". Y para concluir pedía, como buenos ciudadanos de Calatayud: "laboremos por la prosperidad y la cultura del pueblo natal; juntémonos todos para rechazar el asalto con que la miseria, la ignorancia, el abandono y la decadencia amenazan a nuestra ciudad, sin distraernos en discusiones bizantinas o en luchas personales, y la posterioridad premiará nuestro generoso esfuerzo".

El folleto incluyó un breve discurso de Manuel de L'Hotellerie, pronunciado en el acto de descubrimiento de la lápida dedicada al barón de Warsage, y la también breve respuesta de Blas y Ubide.

Por su parte, Pilar Trell, concejala de Cultura, adelantó otros actos culturales a celebrar próximamente. Uno de ellos, relacionado también con la educación, será la conmemoración del VI Centenario de la puesta en marcha del Estudio General en Calatayud, por Benedicto XIII. La idea es celebrar esta conmemoración con exposiciones y conferencias, sin olvidar la figura del obispo Pedro Cerbuna, que murió en Calatayud, fundador de la Universidad de Zaragoza, y la labor de los jesuitas, instalados en Calatayud desde finales del XVI hasta su expulsión, en la segunda mitad del siglo XVIII. También se quiere recuperar la figura de José Muñoz Román (1903-1968), empeño de Pepe Arévalo, con la colaboración de la Asociación Torre Albarrana. El próximo 10 de abril tendrá lugar una conferencia en el Teatro Capitol, en homenaje a Muñoz Román, con intervención de varios cantadores de Calatayud.

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2015