La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Foro - Tablón de Anuncios

Inicio/ Noticias de Calatayud

Páginas de Calatayud
GEOGRAFÍA E HISTORIA
PATRIMONIO ARTÍSTICO Y MONUMENTAL
LITERATURA
FERIAS, FIESTAS, TRADICIONES
ARTE Y ARTISTAS
BIOGRAFÍAS
TURISMO
HOTELES Y RESTAURANTES
VIAJES
ECONOMÍA
DATOS ESTADÍSTICOS
INDUSTRIA Y COMERCIO
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
SALUD
DEPORTE
TRABAJO
ENSEÑANZA
INFORMÁTICA
ASOCIACIONES Y COLECTIVOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
VARIOS

Búsqueda de información
Google
PUBLICIDAD

Nueve subidas al cerro para visitar a San Roque antes de las fiestas de Calatayud


Algunos bilbilitanos y foráneos acuden a
cantarle los gozos de San Roque (Foto: Macipe)

JORGE ZORRAQUÍN. Calatayud | Jóvenes, pequeños, mayores, peñistas, cofrades, descalzos, sin hablar, en familia, con amigos, corriendo o a lomos de una bicicleta… Centenares de personas realizan cada día desde el pasado 1 de agosto la novena de San Roque, una tradición de la que hay constancia documental desde hace más de 80 años y que consiste en subir hasta la ermita del copatrón de la ciudad, situada en uno de los cerros más altos y próximos al casco urbano, hasta en nueve ocasiones.

"Cuando se llega arriba, se cantan los gozos en el interior de la ermita, que son como la historia del santo, y también se repica la campana, un toque por cada una de las veces que has subido", detalla Paula Marín, presidenta de la Cofradía de San Roque. Esta entidad es la encargada de "conservar la fiesta religiosa", en la que se incluyen actos como el cambio de preboste del santo o abrir la ermita.

Así, el edificio hasta el 15 de agosto está abierto en horario de 7.00 a 10.00 de la mañana y de 20.00 a 1.00 de la madrugada. "Hay mucha gente que viene por la mañana, tanto personas mayores como aquellos que tienen que ir a trabajar, pero por la noche es el momento de mayor afluencia de personas", explica Toñi Escobedo, una de las voluntarias que contribuyen a mantener la ermita. "Hay hasta colas por la noche", puntualiza Paula Marín.

De hecho, en algunos momentos en los que para acceder al interior del pequeño edificio, la fila ocupa todas las escaleras más cercanas, mientras el repicar de la campana y la letanía de los gozos sirven de banda sonora. Entre tanto, el ir y venir de personas por la explanada y los accesos es continuo.

José Ramón Aguililla es uno de los muchos habituales: "Lo hago por tradición, desde siempre, aunque algún año no he podido hacerlo. Mi mujer suele subir para pedirle al santo". "Subo solo desde hace dos años, pero le he cogido el gusto y es bonito subir con los amigos y la familia", reconoce Miriam Sanjuán, que forma parte del mismo grupo que José Ramón.

Aunque la mayoría de visitantes son locales, la presidenta de la cofradía de San Roque explica que "hace unos pocos días vinieron varios peregrinos desde Montpellier". Durante estos días, apunta: "mucha gente sube sin hablar o incluso descalza, como promesa al santo, y se depositan muchas flores".

Especialmente se depositan flores durante dos ceremonias de una alta carga emotiva: las misas por el cofrade y la del peñista fallecido. "Son actos muy bonitos", indica Marín. Asimismo, en el acto de la cofradía también se realiza la imposición de medallas a los cofrades más pequeños.

"Subo por tradición, antes ya lo hacía con las amigas y lo sigo haciendo por creencia, porque San Roque tiene mucha importancia para mí", afirmaba Marta Alejandre, a quien también acompañaba su padre.

"Tenemos devoción y a mi hijo Diego de 4 años le gusta mucho", explica Noelia Manchado, que sostiene en brazos a la pequeña Alba de nueve meses. A su lado está María Carmen Vicén que reconoce que "es algo que lo ves en la familia desde siempre y lo hacemos por costumbre". Para María Jesús Melero, es una cita "que la hago siempre con mi hija o unos amigos, y sí que suelo pedir cosas al santo".

También hay unas novenas particulares. Por ejemplo, este año se ha cumplido la XVII edición de la Novena Pedestre, que con salida desde la Fuente de Ocho Caños consiste en completar las nueve subidas en una sola noche.

El continuo ir y venir de personas continuará hasta la madrugada del día 15 de agosto, día que tiene lugar la tradicional romería y reparto de chocolate.

Ambiente festivo

El inicio de la novena es uno de los elementos que conforman el ambiente prefestivo que se instala en la ciudad con vistas al inicio de las fiestas de Calatayud, que este año arrancan con el chupinazo el próximo martes 14 de agosto y sin el ya asentado vino de honor.

Desde hace días las carpas también contribuyen a situar a vecinos y visitantes en el contexto de los festejos, que se prolongarán hasta el próximo 18. Además de los ya tradicionales actos, la novedad de este año será la "jornada de convivencia" para peñistas que habrá en el recinto ferial y en la que se incluye la actuación de un DJ, una charangada y un concierto de Maldita Nerea.

Asimismo, el miércoles se abrían las mesas de inscripción a las peñas, que se sitúan como es habitual en el paseo Cortes de Aragón. El viernes y el lunes estarán en horario de 19.00 a 22.00, este sábado de 18.00 a 21.00, el domingo de 12.00 a 16.00 y el martes de 11.00 a 13.00.

Además desde el Ayuntamiento se ha puesto en marcha una campaña de prevención y lucha contra las agresiones sexistas. Así, habrá un punto de atención presencial, se repartirán guías y folletos explicativos.

Heraldo de Aragón (9-8-2018)

Altas/Modificaciones - Contacto - Información
© Calatayud.org 1999-2018