La Comarca de Calatayud
Archivo Bibliográfico - Enciclopedia - Directorio de Empresas - Páginas de Calatayud - Noticias - Tienda - Tablón de Anuncios

Inicio/ Foro de debate

Usuario Mensaje
cierzo
E-mail: mjmorenoa@mde.es Enviado el: 11/03/2007 18:45:39
daños colaterales [Responder]

Poetas iraquíes lloran la calle Mutanabi, centro cultural de Bagdad

09 de Marzo de 2007, 05:09am ET
BAGDAD, 9 Mar 2007 (AFP) - os poetas iraquíes lloran y lanzan sus "palabras candentes" en la calle Mutanabi, el derruido corazón de la vida intelectual en Bagdad, donde una bomba mató el lunes a 30 personas y destruyó numerosas librerías.
"La luz ya no brillará más aquí", denuncia el poeta Jabbar Muhaibs, quien lamenta "el fin de la vida cultural" en la capital.
En las ruinas del barrio mortalmente golpeado, situado en la margen oriental del río Tigris, los poetas declamaron el jueves sus versos, en medio de libros quemados, aún humeantes, y manchas de sangre de las víctimas en el pavimento.
Los poetas rendían homenaje a su manera a la calle Mutanabi, laberinto de librerías y cafés, donde se reunían intelectuales, escritores y profesores cansados de la guerra.
El lunes en la mañana un coche bomba hizo volar en pedazos ese remanso de paz causando 30 muertos y 65 heridos y destruyendo decenas de librerías, puestos de revistas y estanterías de libros viejos.
Cuando estalló la bomba ese día en la calle Mutanabi se levantaron en el cielo miles y miles de páginas en medio de una importante columna de humo.
Un testigo dijo que la bomba explotó frente al centro cultural, donde numerosos habitantes se reunían a diario para discutir sobre literatura o los últimos acontecimientos políticos en Irak.
Con un canasto de madera sobre la cabeza, Jabbar Muhaibs, profesor en la Academia de Bellas Artes de Bagdad, subió al techo de un vehículo calcinado y arengó a los presentes: ¿qué ha ocurrido con la poesía y los poemas, cubiertos de sangre y reposando con las almas dispersas y los cuerpos bajo los escombros?"
Luego tomó la palabra el célebre poeta Abdel Zahra Zaki en las ruinas del café Al Shabander. En su poema "Palabras, palabras, palabras" parecía describir la desolación del paisaje que le rodeaba: "no hay nada aquí, no hay más nada que palabras que queman".
Otros poetas conocidos, como Karim Shougaidel, Majed Moujed o Ahmed Abdelsada también celebraron la calle Mutanabi, considerada como uno de los centros literarios más importantes del mundo árabe.
"Los libros árabes son escritos en El Cairo, publicados en Beirut y leídos en Bagdad", según un dicho conocido. El barrio, creado por el rey Faizal II en 1932, lleva el nombre del célebre poeta árabe clásico del siglo X, Abu Taib al Mutanabi.
Según sus habitantes, la tradición intelectual del barrio, donde funcionan también dos célebres escuelas, es milenaria y data de la época de los Abasidas.
El poeta Dawodd Salam le prendió fuego a su camisa, de la misma manera en que miles de libros se convirtieron en humo.
"Los fuegos de la violencia y de la destrucción no deben destruir nuestras esperanzas", dijo.
A su alrededor algunos dejaban escapar lágrimas y lamentos, pero el poeta Tawfik Timemi dio un paso adelante y animó con sus palabras a los espectadores y participantes.
"No debemos renunciar aunque los criminales ataquen nuestra cultura. No cederemos a la represión. Debemos reconstruir la calle Mutanabi para que nuestra cultura pueda florecer de nuevo", exclamó

Altas/ModificacionesContactoInformación
© Calatayud.org 1999-2016